22 dic. 2010

Flotando

Estaba mirando un punto lejano a través de la ventana, más allá de los barrotes que están tras los cristales, buscando, como loca, la calma perdida.
Acaba de llegar, sus mejillas, por descontado, aun están coloradas, se siente bien, con fuerza, tiene una sensación que hacia mucho no anidaba en su interior. Toma aire, llenando por completo los pulmones y parece que ese aire llena por completo su cuerpo, se nota más ligera, como si un peso de 3000 kilos hubiera desaparecido de su cuerpo. Nota como si sus pies empezaran a levantarse, se siente flotar entre olas de felicidad.



Es por solo un instante, un segundo, sale de aquella habitación, atravesando los barrotes, parecen de humo, y vuelve junto a el, a aquel maravilloso mundo que solo a ellos les pertenece, a donde pueden inventarse las historias, a donde todo lo que les rodea es mágico simplemente porque sus miradas lo recorren juntas.

Abre los ojos, echa el aire fuera, nota el suelo bajo sus pies.

Su mejillas han vuelto a su color natural. El móvil suena, es una melodía corta, un toque, ha llegado a su casa.

Esta amaneciendo, es hora de ponerse el pijama, se mira al espejo, esos ojos, tan brillantes, ¿cuánto hacia que no los veía?

Decide ducharse... le gustaria flotar en agua por un rato...





Pero se conforma con dejar que el agua caiga encima sin más.
Entra en su cama, mira una vez más el móvil, un mensaje:

"Quiero volver allí, ahora, contigo, pero para no regresar"
Sonríe, y acto seguido queda dormida, sonriendo, soñando entre recuerdos.


Es medio día, suena el fijo:
-¿Si? - ella contesta
-Buenos días - su voz, su corazón da un vuelvo, no ha sido un sueño y por ello ahora es más feliz.


Escuchando: Can't stop - 8eight -

1 comentario: