28 jul. 2013

¿Cómo saber donde esperar?

-En la orilla, espérame allí.
+Pero la playa es muy grande.
-Esa es la gracia.
+No lo entiendo.
-Lo sé.
+¿Estas volviendo a jugar a tus adivinanzas?
-No, esta vez no es una adivinanza, es la realidad.
+Explícamelo.
-No puedo hacerlo, se supone que ya deberías haberlo entendido.
+Pues considerame tonta una vez más y explícamelo, ahora.
-Simplemente espérame en la orilla.
+¿De que playa?
-Esa, mi vida, es la pregunta correcta.