27 jul. 2009

Recordando

¿Sabes lo que es despertarse en la noche y no pretender soñar otra vez… solo para olvidar?

Cierras los ojos y caes un profundo sueño.
Te encuentras en un coche… parece que estés despertando de un largo tiempo dormida. Vas en el asiento del copiloto y escuchas una voz familiar:
-Por fin despiertas… que me has tenido solo todo el camino.
Poco a poco tu vista se va volviendo más nítida y puedes ver a esa persona que te habla.
¿Como era posible? ¿Por qué vas en un coche con el?
No se supone que te acabas de acostar.
Al final acabas pensando que lo de acostarte era parte de un sueño… y acabas de volver a la realidad. Pero no recuerdas nada… ni donde vas, ni porque…
Hay algo que no va bien, tienes un mal presentimiento.
Algo atraviesa la carretera, chirrían las ruedas, se oye un gran porrazo y todo queda oscuro.
Cuando vuelve a abrir los ojos no ves… no hay luz, no escuchas… todo esta en silencio.
De repente a lo lejos, ves que algo se enciende, te levantas y empiezas a caminar… pero no consigues llegar nunca. Empiezan a sonar voces a tú alrededor:
-Nunca llegaras
-Nunca valdrás lo suficiente
-No tienes fuerzas
-No tienes el valor necesario.
Cada una de sus palabras te vuelve más pesada… hasta que finalmente caes, y solo puedes llorar, todo te duele y hay algo en tu pecho que amenaza con pararse.
Levantas la cabeza… y el esta ahí, de pie, a tu lado, tendiéndote la mano… hay luz a su alrededor… intentabas llegar hasta el y el ha venido a buscarte. Todo se vuelve muy confuso… la voces gritan NOOO! Déjalo no te acerques… No!
Y justo cuando vas a coger su mano para levantarte… una misteriosa figuro, con voz de mujer lo llama. Y el va, tu como puedes te levantas y empiezas a correr para alcanzarlo… cada dos pasos caes, pero no importa, no quieres perderlo, no quieres quedarte allí sin el, y en mismo momento en que podías cogerlo algo te agarra los pies…
¿Qué son esas manos?¿Por qué tiran de mi?¿A donde me quieren llevar?
Gritas… o por lo menos eso crees… no tienes voz.
Te mueves, arañas, muerdes, pataleas… nada, no te soltaran. Y lo ves irse, agarrado de su cintura, sonriendo.
A lo lejos ves que la misteriosa mujer te ve, te dedica una sonrisa y desaparece con el, se lo ha llevado.
Sientes presión en el pecho, como si te estuvieran dando golpes y justo cuando estas a punto de ser tragada por las manos abres los ojos.
-Tiene pulso, esta estable… llevémosla al hospital.
¿Qué?¿Hospital?
Pero no puedes moverte, no puedes preguntar, no puedes hacer nada. Y caes.
Cuando vuelves a despertar… estas en la habitación de un hospital, rodeada de tubos y mirando a todos lados. Por fin entra alguien, te suena su cara, peo no sabes de que.
Te dice hola y te llama por tu nombre.
Tu ni contestas.
No hay más conversación, solo se sienta allí a tu lado. Cuando pasa un rato te pregunta.
-¿Te acuerdas de el? Ya hace un año. Va siendo hora de que mejores… por el.
No sabes porque pero tus lagrimas caen solas por tus mejillas.
A lo que esa muchacha contesta:
-Puede que tu cabeza no lo vea, pero tu corazón lo extraña. Es hora de que sepas la verdad. Se que recuerdas aquel día, el coche, la carretera, el accidente. No puedes ver su cara,¿verdad?... El quedo allí, tumbado… no sabemos como lo hizo, pero consiguió protegerte de forma que el impacto a ti no te matara, pero fue demasiado duro para el.

Tu mente empieza a viajar a años luz, por in lo entiendes todo.
Esa oscuridad eran los momentos en los que tenía que llegar la ayuda. El estaba allí, pero no buscaba la salida. Te ibas a ir con el, pero no era tu momento, por eso la mujer lo parto de ti, porque tu tenias que volver, y las manos te obligaron.
De tu boca solo sale una frase:
-Lo siento.


A los dos segundos desperté en mi cama… sin saber si era real o un sueño.
Jamás había sentido tal desesperación.

1 comentario:

  1. buen relato...no sabía que escribieses tan bien...oq recordases tan bien tus sueños (jajajajaja,en algo me entramas)...
    en serio, me ha gustado mucho...jajajajaj,lo ha leido asta mi madre

    ResponderEliminar