25 jul. 2009

Mi dibujo de irrealidades mezcladas



Recuerdo, que una vez hice un dibujo que representaba mis deseos, pero un vaso de agua se me cayo encima y fastidie el dibujo. En un principio no me importo porque estaba pensando ya en otro dibujo que queria hacer, pensaba en los nuevos colores y en las nuevas sensaciones que queria plasmar... pero ese dibujo nunca me quedaba bien, nuca me gustaba del todo, nunca respresentaba lo que sentia por dentro como lo hacia el otro... y mientras observaba como el agua se llevaba las formas de aquel maravilloso dibujo, dejandolo totalmente borroso comprendi que lo habia fastidiado todo.

Decidi, tras ver el borron de la hoja, emprender un nuevo camino para dibujar otros sentimientos, pero ese dibujo siempre volvia a mi cabeza, como una canción que nunca olvidas o una melodia que siempre te emociona...

Me empeñe en hacer otros dibujos, pero ningo me valia... un día consegui terminar un boceto, que parecia ir en buen camino, bonitos colores, lineas rectas, conjuntos bien formados... pero no era mi dibujo, no era aquel dibujo... y aunque todos vieron ese nuvo boceto, solo quedo en eso y nadie supo por qué nunca termine el dibujo. Solo yo, y mi borroso folio sabemos porque nunca llego a nada aquel conjunto de lineas que representaba un nuevo paisaje.

Aun teniendo ese dibujo, yo preferia mi mojada hoja, esa en la que me perdia pensando, que siempre estaba presente en mis sueños...

Pero esa hoja, ese dibujo, esos sentimientos parecen muy lejanos, aun cuando puedo tocar la hoja, tengo la sensación de que no puedo recuperar el dibujo. Se que me equivoqué una vez, pero es bueno dar segundas oportunidades, es bueno comprender que no somos perfectos y que nos equivocamos. Yo fastidie el dibujo, y siempre he tenido miedo de intentar arreglarlo porque sentia que era algo imposible, incluso es algo egoista por mi parte tratar de pedirle al folio que me deje volver a usarlo despues de mancharlo.

Mi dibujo, esos sentiemientos, aunque no estaban conmigo, simpre me parecieron hermosos y necesarios, vivia con las imagenes, dibujando en el banco de piedra a la salida de una clase cualquiera... dibujando lo que mi cabeza no era capaz de comprender.


¿Se me permite llorar por ello?
No

¿Se me permite pedir perdon?
No

¿Se me permite soñar con recuperarlo?
No

¿Se me permite querer que aquello desaparezca?
No

No se si quiera si es buena idea permitirme el echo de escribir esta entrada en el blog. Pero hay cosas que nadie sabe, cosas que mantenia en silencio por el bien de mi cordura, cosas que hasta hace poco no quise decir... pero tenia que soltarlo, tenia que decir que el boceto no llego a nada por aquel otro dibujo.

¿Borro el dibujo y lo empiezo de nuevo? Con los mismo lapices, los mismos colores... ¿Puedo?

Pague por aquel vaso de agua... y fue realmente caro el comprar los nuevos colores, me ha costado mucho decidirme ha hacerlo... pero... aun tengo la desconfianza de que pueda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario