3 nov. 2012

Realidad

Odio los amores de película, de libro, de cuento, siempre tan sacrificados, tan malditos en muchos sentidos, prohibidos, pero que al final siempre acaban bien.

Amar a alguien sobre todas las cosas, olvidar que puede matarte, tener  miedo a matarlo, creerle tu hermano o tu hermana, ocultarle la verdad y que te perdone, ser un monstruo pero que siga a tu lado, destrozarle la vida pero te sigue queriendo, ignorar que su felicidad esta con otro...

No lo entiendo, esas historias no las entiendo...

En la desesperación por montar la historia desgarradora del siglo hasta un fantasma puede materializarse para vivir la historia de amor que le llevará a no desear seguir avanzando, obligándote casi a desear ser fantasma, o caster, o cazador de sombras, hombre lobo, niña rebelde, pelirroja, tener los ojos verdes, conocer un ejecutivo rico,...


Tengo este maravillosos mundo imaginario, creado por libros, historias imágenes, pero algunas veces desearía que las cosas ocurriesen de verdad.

Escuchando: Paparazzi - Lady Gaga

1 comentario: