14 oct. 2009

Sueños frustrados!

Hay ocasiones en la que los sueños pueden ser tan aterradores como la peor de las pesadillas que tu mente cree para hacerte sufrir en la noche.

Dicen, que lo sueños deben ser agradables, estar tintados con colores alegres y representar hechos felices en los que la sonrisas estan en todos los rincones... mas, en su sueño solo hay gris, las sonrisas han desaparecido y solo hay silencio...

Ella, como todas las mañanas, al abrir los ojos a la luz que entra por la ventana se da media vuelta y esconde la cabeza entre las sabanas, su cuerpo le pesa demasiado para intentar girarlo entero, asi que queda en una postura un poco incomoda para seguir durmiendo. Normalmente, a medida que alguien se despierta sus sentidos se van agudizando hasta alcanzar el maximo que cada persona posee, la vista a la luz del sol, el tacto en las sabanas, el olfato en la almohada, el sabor de tu propia lengua, el oido con los ruidos que entrar entre las rejas de la ventana... el ruido? Hoy todo esta especialmente tranquilo.

Por fin, tras un poco de remoloneo en la cama se decide a levantarse, posa los pies en el suelo, el frio le recorre las piernas y le provoca un escalofrio, es reconfortante... Se estira, se nota algo cansada, no ha dormido bien, demasiadas cosas en la cabeza...

Con paso pausado y pesado llega al baño, se asoma al epejo, su reflejo le devuelve la mirada, "¿que estas mirando?" piensa, es lo mismo de siempre, no se te va a cambiar la cara ni el color de los ojos, los milagros no existen estupida... no es una buena mañana, hoy los animos no vienes alegres.

Pasa por el salon, observa la estancia vacia, como de costumbre a esas horas, llega a la cocina, es una sensacion extraña, no hay nada de ruido, ni siquiera suenan los coches que pasan... ademas, se siente extraña, su sonrisa no se dibuja como siempre cuando abre el frigorifico y el frio le golpea la cara...

Su madre entra en la casa, cierra la puerta de la calle y entonces comprende... no escucha nada. Ve a la madre mover los labios, la ve que le habla, pero no la escucha... intenta responderle... ¿donde se fue su voz?

Aterrorizada empieza a llorar, la madre, que no comprende que le pasa, empieza a preguntarle... pasa mas de medio hara hasta que la madre comprende lo que le ocurre...

¿Y ahora que?No podra escuchar mas sus voces. No podra escuchar sus risas. La musica tambien la ha perdido...

Sin su voz... no podra decir ese te quiero que tantas ganas tiene de gritar...

Y sin más, vuelve a abrir sus ojos... la luz de la ventana le da en la cara... abraza a su perro de peluche y muy bajito dice... "fue un sueño" y sonrie al escuchar su propia voz... tal vez no grite ese te quiero, seguramente se lo caye por el miedo... pero por lo menos sabe que puede decirlo si es el momento....

Y si pierdes tu voz... yo te doy la mia!


Escuchando: 너로 보인다 (SMASH)

1 comentario:

  1. Que bien plasmas sentimientos en esta clase de parábolas. Ahora mi duda, con la que seguramente me quedaré, es si son tus propios sentimientos los que encriptas en el texto, o son totalmente ajenos e impropios a tu ser. Un saludo y si quieres contestarme (soy muy curioso, aunque dudo mucho que lo hagas) estaré por los rincones de mi ciberespacio, o internet. Los cuales creo que apenas conoces, pero sabes exactamente donde estan. Besos, Iris.

    ResponderEliminar